¿ES EL MARRÓN EL COLOR DE ESTE INVIERNO?

Es curioso como el marrón está en todas partes, un color que destila sensación de confort a raudales. Lo vemos en las hojas de los árboles y en la línea del horizonte, en las pasarelas de moda y en paisajes evocadores, puede que no sea un color estrella pero siempre está ahí y nos da grandes posibilidades para hacer de nuestro hogar ese lugar perfecto en el que disfrutar.

Hay quienes aseguran que se trata de un color aburrido pero es porque no han pensado en la amplia paleta de colores que contiene desde el ocre hasta el sombra de Venecia pasando por el chocolate puro o con leche o el whisky.

Podemos optar por maderas nobles o tratadas, envejecidas o rejuvenecidas en encimeras y suelos o quizá en muebles sobre blanco o un ocre muy suave. Las cocinas, los baños, el salón requieren esas pinceladas de marrón que nunca pasa de moda. Lo natural, lo carente de artificialidad, es lo que hace del marrón el color de la comodidad. Un color que resulta particularmente agradable cuando se combina con naranja u oro.

Los expertos se preguntan si el marrón es un color, porque lo cierto es que es la mezcla de todos los colores. La mezcla de rojo y verde, da como resultado el marrón. La de violeta y amarillo, también. Y también la de azul y naranja. Lo que no se puede negar es sus múltiples matices, que hacen que sea muy versátil. Y, así, puede ser un color cálido si predomina su parte de rojo y un color frío si predomina su parte de azul. En realidad, son detalles muy importantes si queremos que las combinaciones, en casa, salgan redondas, ya que un «marrón frío» al lado de un color claro, puede crear un contraste no deseado.